Aero. experimental, Aviones X

Más curiosidades sobre el X-15

X-15 con tanques externos

X-15 con tanques externos

Hace unos cuantos días dedicaba una entrada al X-15, más o menos como una introducción, contando qué tipo de avión era y algunas curiosidades sobre el mismo. Pues el otro día me puse a husmear en la página de la NASA (ventajas de tener tiempo libre) y me encontré con algunas imágenes y anécdotas interesantes que os dejo a continuación.

En primer lugar, os paso un link en el que se enseña el X-15 mediante una aplicación flash de forma bastante académica. Si clicamos en The machine podemos ver un modelo 3D de este avión sobre el cual aparece información muy interesante como la distribución interna o los componentes del panel de instrumentos. Por otro lado, si hacemos clic en The missions podremos ver algunos vídeos durante los cuales nos muestran un montón de imágenes bastante interesantes que no parecen estar en YouTube. Más en concreto, nos explican (en inglés) que había principalmente dos tipos de misiones, de alta velocidad y de alta altitud, y podremos ver vídeos grabados con cámaras onboard durante diferentes misiones. Bastante interesante, la verdad. El link es el siguiente:

X-15 Interactivo

Además de esto, hay una galería fotográfica con material bastante curioso, del cual he elegido algunas fotos. En primer lugar, esta de aquí, de Neil Armstrong posando junto al X-15 tras un aterrizaje de infarto. Por lo visto, durante la reentrada, a unos 60km de altitud, se desvió hacia el sur sin darse cuenta y se pasó de largo el Rogers Dry Lake, el desierto donde tenía que aterrizar. Cuando se dio cuenta y dio la vuelta, ya se había alejado unos 100km de la base. Dado que se trataba de un vuelo en planeo, Armstrong tenía un pequeño problema. Aún así, consiguió llegar por los pelos hasta dicho desierto y aterrizó sin mayores complicaciones. En el briefing posterior al vuelo, un ingeniero le preguntó que cuánta distancia de margen tenía con los árboles que había en el borde del desierto. Neil Armstrong respondió: “unos treinta metros… a cada lado”.

Neil Armstrong junto al X-15, el 20 de abril de 1962

La siguiente foto también es bastante curiosa. Lo más habitual es ver al X-15 de color negro, sin embargo, vemos aquí que también se le podía ver de blanco. De hecho, el color se debe a una capa de pintura especial que protegía a la aeronave de las altísimas temperaturas que se alcanzaban en algunas misiones. Dado que no siempre el objetivo era alcanzar velocidades hipersónicas, esta pintura se aplicaba sólo en algunas circunstancias.

En la foto se puede ver que la ventanilla izquierda también está pintada de blanco. Bueno, no es que al pintor se le fuera la mano, sino que se trata de una tapa protectora. En cambio, la ventanilla derecha quedaba descubierta. Así pues, durante el vuelo a altas velocidades la ventanilla derecha, al no estar protegida, se deterioraba mucho y se volvía opaca. Entonces, cuando se empezaba el descenso, se levantaba la tapa protectora de la ventanilla izquierda y así el piloto siempre podía ver a través de una ventanilla para guiarse y posteriormente aterrizar la aeronave.

X-15 con un recubrimiento térmico

Un X-15 con una capa de pintura de protección térmica

Y por último, seguramente la foto más rara. Si ya era sorprendente ver al X-15 de blanco, verlo de rosa… Por supuesto, también se debe a capas de pintura de protección térmica.

Un X-15 pintado de rosa

Un X-15 pintado de rosa

Comentarios

Aún no hay comentarios.

¡Comenta esto!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: