¿Por qué el A350 lleva un antifaz?

Seguro que cualquier aficionado al mundo de los aviones se ha preguntado en algún momento por qué el Airbus A350 lleva ese característico «antifaz». Hablamos de la estructura del parabrisas, que tiene ese inusual color negro nunca antes visto en los aviones del fabricante europeo, y que ahora se está extendiendo a otros modelos, como el A330neo.

Solo teorías

Si bien hay diferentes teorías que circulan por Internet así como en el mundillo ingenieril, que yo sepa no hay nada confirmado. Hay gente que afirma que el color negro se debe a los materiales de la estructura del parabrisas: tal vez cierto tipo de material compuesto o una nueva superaleación.

Detalle del antifaz del A350. Foto de Bernd Sieker (clic en la foto).

Para mí es una teoría que no tiene mucho sentido (seguramente sean de aluminio) porque por muy sofisticado que fuera el material, se le podría echar una capa de pintura a juego con la librea de la compañía. Otros afirman que Airbus creó el antifaz para diferenciar fácilmente su nuevo y flamante A350 del Boeing 787. Podría ser, aunque las diferencias entre ambos aviones ya son lo bastante evidentes como para que los «frikis» no nos confundamos.

La posible clave: el diseño del parabrisas

Otra teoría menos conocida sugiere que el color negro tiene mucho que ver con el diseño del parabrisas y en cuantos «bloques» se divide. Para entender de lo que hablo, echemos primero un vistazo a aviones más antiguos: el A320 y el B737 tienen parabrisas divididos en 6 bloques de cristal, mientras que otros aviones más pequeños como los CRJ lo tienen dividido en 4. ¿Por qué? Por la anchura del fuselaje. Sabiendo que los cristales son prácticamente planos, en los aviones más grandes es necesario utilizar más paneles con tal de mantener la curvatura del fuselaje.

Obviamente, cuanto más ancho es el avión, más difícil y caro resulta diseñar esos parabrisas curvos. Por eso su implementación en aviones pequeños es más común hoy en día, pero sigue siendo un desafío en aviones de fuselaje ancho (de doble pasillo). Esta teoría toma como prueba la imagen de aquí arriba, que supuestamente muestra cómo los primeros modelos del A350 tenían un cockpit de 4 ventanas en lugar de las 6 habituales de los aviones de tamaño similar. No obstante, las dificultades técnicas para llevarlo acabo obligaron a Airbus a cambiar de idea y volver al diseño clásico de 6 ventanas.

Cockpit de un CRJ900 con parabrisas de 4 cristales
Cockpit de un CRJ900 con parabrisas de 4 bloques
Cockpit de un A320 con 6 parabrisas de 6 cristales
Cockpit de un A320 con 6 parabrisas de 6 bloques

Los parabrisas «curvos»

Ahora bien, los avances tecnológicos han llevado a desarrollar nuevos tipos de parabrisas «curvos», que se adaptan mucho mejor a la estructura del cockpit que los clásicos cristales planos. Los nuevos aviones de tamaño similar al A320 incorporan ya esta tecnología, como por ejemplo el C919 chino:

Foto de un C919 con un parabrisas «curvos» de cuatro bloques.

Las ventajas de los parabrisas grandes y curvos son varias: por un lado, se gana algo de eficiencia aerodinámica al suavizar el perfil del avión, y por otro, ofrecen una mayor visibilidad a los pilotos.

¿Cuáles son las desventajas? Unas cuantas, por desgracia. Hay que entender que los parabrisas tienen que aguantar la diferencia de presión entre el interior y el exterior del avión. En cuanto más grandes son los bloques, más superficie abarcan y por lo tanto están sometidos a esfuerzos mucho mayores. Por otra parte, los cristales tienen que ser lo suficientemente resistentes como para proteger al avión de impactos desde el exterior (como puede ser el impacto de un pájaro). Si sumamos a todo esto las dificultades adicionales del proceso de fabricación, los parabrisas curvos son todo un desafío para los ingenieros y añaden un coste bastante importante al proyecto.

Una carrera entre Airbus y Boeing

Pero en esta carrera por diseñar el mejor parabrisas, el principal competidor de Airbus, Boeing, consiguió diseñar para el Boeing 787 un cockpit de 4 ventanas por primera vez en un avión de fuselaje ancho. Así pues, algunos dicen que el antifaz del A350 es simplemente un intento de disimular el diseño fallido del parabrisas, ya que con la estructura pintada de negro, es mucho más difícil ver de cuántos bloques está compuesto. De hecho, visto desde lejos, el color negro hace que el parabrisas parezca un solo bloque.

Qatar_a350_xwb
Diseño preliminar del A350 en el que se aprecia el parabrisas de 4 bloques
B787 close-up
Morro del B787 mostrando el parabrisas de 4 bloques, foto de Thomas Vandermeiren

¿Será cierto que Airbus solo intentaba camuflar las ventanas del cockpit? Quién sabe, lo es cierto es que el antifaz se ha convertido en una seña de identidad del fabricante europeo y a día de hoy las aerolíneas lo están pidiendo incluso para los nuevos A320neo y A330neo. No me digáis que no le da un toque «cool» a los aviones.

Detalle del antifaz de un A320neo de Iberia. Foto cortesía de José M. Deza. (clic en la foto).
¿Te ha parecido interesante? Deja tus estrellitas:
(Votos: 0 Promedio: 0)
¿Por qué el A350 lleva un antifaz?
Notificaciones por correo
Notificarme de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Scroll hacia arriba